La lutropina u hormona luteinizante (LH), capaz de transformar el material nutricio de los ovocitos (folículos rotos) en cuerpos lúteos productores de progesterona, es secretada por la hipófisis y desencadena la ovulación. La detección del pico de secreción de LH permite poner en evidencia, de manera precoz, la ovulación, en vez de sus consecuencias (aumento de la progesteronemia). Lamentable, fuera de algunas indicaciones precisas en el diagnóstico de infertilidad, esta determinación no forma parte de los exámenes de rutina realizados en los criaderos.

 

Ciclo anovulatorio.

Grafico LH en sangre, carlino
 

Fuente: