Pues sí, existen y son altamente contagiosas y pueden traer consecuencias fatales. Probablemente nunca te habías puesto a pensar en esto, pero es importante conocer un poco más, para identificar cualquier síntoma y sus consecuencias antes de que sea demasiado tarde.

 

Existen métodos de prevención para evitarlas.

Si se va a hacer una monta siempre antes se debe pedir un análisis veterinario de laboratorio; es fundamental el diagnóstico de Brucelosis , Herpes y  TVT (TUMOR VENEREO TRASMISIBLE) , en el caso de la hembra y en el macho .NINGÚN PERRITO ESTA EXENTO DE PADECERLAS.

El principal método de prevención es la ESTERILIZACIÓN.

Debemos ser responsables y es nuestro deber hacia ellos  informarnos de todos los riesgos a los que pudieran estar expuestos, así que te dejamos información sencilla que debes tener presente: 

 

Brucelosis Canina

La Brucella canis es la bacteria causante de la brucelosis específicamente en los perros, se transmite durante el contacto sexual con un animal infectado, también se puede transmitir a través de la placenta, orina y por contacto con fetos abortados y sus membranas, transfusiones. 

El mayor peligro que enfrentan los perros con esta enfermedad, es que los cachorros rara vez sobreviven. Las hembras con brucelosis canina presentan dificultades para quedar embarazadas y abortan a sus cachorros durante la última etapa del embarazo. Los machos generalmente desarrollan una inflamación en los testículos y se vuelven estériles, además puede producir lesiones oculares en las vértebras; debe ser chequeado, diagnosticado y supervisado por un Médico Veterinario ante la primera sospecha, el tratamiento generalmente es largo y requiere evaluaciones periódicas. 

No hay vacuna que haya probado ser eficaz contra la enfermedad. Lo mejor es realizarle la prueba a ambos antes de cruzarlos. Si la prueba resulta positiva, NO REPRODUCIRLOS es lo mejor.

ES CONTAGIOSA PARA HUMANOS Y OTRAS ESPECIES ANIMALES

Es importante señalar que la brucelosis canina se puede transmitir a los seres humanos. No es común, pero puede ocurrir. Los seres humanos con brucelosis canina pueden desarrollar enfermedad hepática y artritis. 


Tumor Venéreo Transmisible Canino (TVT)

Esta enfermedad conocida antiguamente como Tumor de Sticker es una enfermedad que produce tumores en mucosas (boca, vulva, pene y tejidos circundantes).Además de ser una enfermedad de transmisión sexual, se puede transmitir a través de morder, lamer y oler las áreas del pene o la vulva, es decir, a través de los fluidos corporales.

Los tumores se asemejan a verrugas con apariencia como de coliflor, aparecen en el pene o el área vaginal. Con menos frecuencia, pueden desarrollarse alrededor de la boca y la nariz, muchos casos llegan a consulta porque la mascota presenta un sangramiento sin razón aparente en las zonas mencionadas y al realizar el examen clínico completo y minuciosos se encuentran los tumores en el tejido interno de las partes señaladas. 

La presencia de TVT es más común en climas cálidos y húmedos. La extirpación quirúrgica se utiliza muy poco debido a la localización de los tumores. El tratamiento consiste en quimioterapia y radiación. La quimioterapia para la enfermedad de transmisión sexual es la primera opción, y si eso no funciona, la radiación se queda como segunda opción. Esto NO es un cáncer que amenaza la vida, pero se propaga rápidamente y puede tener consecuencias graves, el 90% de los casos presenta remisión completa y curación total.

NO SE TRANSMITE A HUMANOS U OTRAS ESPECIES ANIMALES

 

Herpes virus Canino  

Descripción General: Esta enfermedad afecta a los cachorros que están por nacer. Pocas veces se presentan síntomas, así que es importante para los criadores de perros o los que estén por cruzar a sus perros hacer pruebas antes de la reproducción. Los cachorros mueren de Herpes virus canino si la madre contrae el virus durante el embarazo. El virus incuba en tan sólo tres días provocando cambios en la respiración, pérdida de apetito y vómito. La mayoría de los cachorros muere en dos días, y después de cumplir tres semanas de edad, sus cuerpos son capaces de combatir el virus de forma eficaz. 

Desde hace relativamente poco, cuando una perra se queda vacía, aborta en cualquier fase de la gestación, o se le muere la mayoría de la camada en las primeras semanas decimos que ha sido "el herpes virus". Y nos quedábamos con una mezcla de resignación, impotencia... y satisfacción por haber encontrado un motivo "lógico".

Vamos a intentar informar un poco más acerca de esta "epidemia fantasma" que corre en boca de todos los que nos movemos de una manera u otra en torno a la reproducción canina.

Etiología: El herpes virus que ocasiona la infección que afecta a la especie canina es de la misma familia que otros herpes que afectan a otras especies, causando por ejemplo la rinotraqueitis felina, la rino neumonía equina, la rinotraqueitis o el coriza gangrenoso de los bóvidos, la enfermedad de Aujeszky de los cerdos, o la varicela, el herpes o la mononucleosis humanas.

Los herpes virus en general, y el herpes virus canini tipo I en concreto, son muy frágiles, soportan mal las temperaturas elevadas y son sensibles a la mayoría de desinfectantes habituales. Sin embargo su replicación es muy rápida si tiene las condiciones favorables: entre 35 y 37 ºC y cierto grado de humedad; y estas son precisamente las características de los neonatos y de las "zonas frías" de los adultos, como las mucosas del aparato genital externo, oculares y de las vías respiratorias altas.

Sintomatología: Los síntomas varían en los cachorros o en los animales adultos:

  • En los cachorros de menos de tres semanas el cuadro cursa siempre de forma aguda con signos más o menos variables que incluyen dolor abdominal agudo, gemidos, vómitos, disnea, hipotermia, la temperatura corporal normal es muy baja (35-37ºC) y el virus se desarrolla ; convulsiones., etc. En la necropsia, las lesiones en forma de petequias son muy características si aparecen; si no, hay que recurrir a la anatomía patológica especialmente de los riñones. 
  • En los adultos puede manifestarse en forma de balanopostitis en el macho, y de vaginitis, lesiones en el aparato genital (pequeñas vesículas en la vagina y en la superficie del pene), abortos e infertilidad en la hembra. Puede haber rinitis y conjuntivitis leves, es decir unas lagañas y un poco de secreción nasal. Estos síntomas a veces desaparecen rápidamente y pueden reaparecer en situaciones de stress o cuando se medica al perro con corticoides, que hacen bajar las defensas.
  • La denominada "tos de las perreras" puede ser una manifestación de herpes virosis

Como la mayoría de virus es tremendamente oportunista, y ataca preferentemente a animales inmaduros (neonatos), inmuno deprimidos o debilitados.

La transmisión: el contagio

El contagio a partir de una madre enferma se puede producir:

  • por vía placentaria, con lo que nos encontraremos ante reabsorciones, momificaciones, abortos o mortinatalidad
  • por contaminación en el parto o postparto inmediato, lo que dará lugar a alta mortalidad en la camada, y que los supervivientes puedan ser "portadores sanos".

Esta enfermedad también se propaga a través de secreciones de la boca y la nariz. A través de mordidas, lamiendo y oliendo otros perros portadores de la enfermedad, también es posible que la contraigan.

En un individuo infectado, el virus puede permanecer acantonado, especialmente en los ganglios, y reactivarse bajo ciertas circunstancias como estrés, frío, inmunodepresión, o simplemente por el estro o el parto.

Además es un virus poco inmunógeno, es decir, no provoca en el organismo defensas efectivas y duraderas; el nivel más elevado de anticuerpos se alcanza a los 15 días de la primera infección... Los anticuerpos maternos protegen a los cachorros contra la enfermedad pero no impiden la infección. 

Con todo lo que llevamos dicho, ya empieza a quedar claro que no es un enemigo fácil de combatir, aunque pueda parecer débil a primera vista. Además en muchas ocasiones nos quedará la duda de si es causa o consecuencia del problema detectado. 

El contagio puede ser durante la monta, en el momento del parto, o en la convivencia estrecha pues las fuentes principales de virus son los mucus vaginales y prepuciales, el semen, la saliva, las lágrimas, los esputos, la orina, las heces...

Hoy en día se ha diagnosticado en muchos países con incidencias variables entre el 16 y el 78% de criaderos. En general se habla de que puede estar presente incluso en un 70% de los criaderos en los que hay problemas de reproducción... aunque también se han encontrado seropositividades en criaderos que nunca han tenido problemas reproductivos. 

Diagnóstico: La serología (determinación de anticuerpos en sangre) como método de diagnóstico es el más común y fácil de hacer, aunque se han detectado escasos casos falsos negativos. 

También  existe otro tipo de diagnóstico moderno que se hace por PCR (Polimerase chaín reaction) y se comenzó a hacer en algunos laboratorios mediante la detección genética del virus, nos permite un conocimiento exacto de la presencia o ausencia del virus. Esta prueba puede realizarse sobre el cadáver del neonato, sobre semen, sobre frotis, etc. 

Tratamiento: El tratamiento en los cachorros consiste en colocarlos en un ambiente a temperatura cercana a los 39ºC.

(a la que el virus no se puede replicar), rehidratarlos y nutrirlos de manera intensiva por vía parenteral (intraósea en neonatos) al tiempo que se evitan las infecciones secundarias.

En el animal adulto se intentan terapias con antivirales (aciclovir, etc) por vía general y tópica, con resultados variables e inconstantes.

Prevención: lo ideal

Como en cualquier virosis la mejor herramienta es la profilaxis, la prevención; para ello hay que recurrir a:

  • Control de los individuos introducidos en el criadero:
  • Los reproductores por el riesgo de transmisión venérea Los controles serológicos de los reproductores con el objetivo de descartar a los animales positivos, parece ser el único medio de erradicar el virus de un criadero.
  • Los demás por el riesgo de transmisión aérea.
  • Control de las montas realizadas fuera del criadero.
  • Aislamiento de las hembras gestantes en parto y postparto, con condiciones adecuadas.
  • El recurso a la inseminación artificial con semen fresco o congelado permite evitar los contactos entre reproductores, pero no evitará la contaminación de la camada si la madre al aloja ya el virus. 

Posible interés de la cesárea en hembras infectadas para evitar el contagio en el parto.

La única medida preventiva a realizar es recalentar a los cachorros para mantener su temperatura corporal alrededor de 38,5ºC. Ya que el Herpes virosis Canina es una enfermedad producida por un virus que no soporta el calor.

Posibilidades vacúnales .Precisamente es este punto de la vacunación preventiva uno de los que más novedades aporta en esta puesta al día que estamos haciendo.

Ha aparecido en el mercado recientemente una vacuna contra el herpes virus canino en Barcelona, aunque en muchos aspectos se aleja un poco de la imagen que mayoritariamente se tiene de lo que es y cómo funciona una vacuna "típica".

En este momento, la vacunación sólo se utiliza en hembras gestantes y se aplica en dos etapas del embarazo.

La vacuna contra herpes virus se basa en la vacunación de la madre gestante para conseguir una elevación importante de sus anticuerpos que a su vez aseguren la protección de la camada a través del calostro.

Para ello se deberán administrar dos dosis vacunales, la primera entre el inicio del celo y el 10º día de gestación, y la segunda entre la 6ª y la 7ª semana de gestación.

Los resultados tanto a nivel experimental desde que se iniciaron los estudios hace varios años, como en la práctica sobre el terreno, son muy esperanzadores: las estadísticas indican, aparte lógicamente de la inocuidad tanto para madres como para cachorros, un aumento claro de la fecundidad de las hembras, una disminución en la mortalidad de los cachorros antes del destete, y consiguiente aumento del número de cachorros destetados. La vacuna puede utilizarse tanto en hembras sanas como en infectadas. Consultar a su veterinario.

Experiencia de los criadores: -Cuando la madre no ha tenido contacto con el virus y se infecta durante la gestación, se ve afectada la placenta y los cachorros se mueren en diferentes momentos de la gestación, pudiendo producirse un aborto de cachorros en diferentes estados de desarrollo. -

Si la madre ya ha tenido contacto con el Herpes Virus Canino se convierte en una portadora sana, los cachorros pueden infectarse en el momento del parto o después de mismo y morirán durante los primeros 15 días. La enfermedad es muy aguda. Muchas veces solo se encuentra un cachorro muerto que puede haber mamado hasta último momento. Otras dura 2-3 días y los síntomas son anorexia (falta de apetito), dolor abdominal y puede haber síntomas neurológicos. Es muy raro que los cachorros sobrevivan y en caso de hacerlo pueden aparecer signos neurológicos como sordera o ceguera. Habitualmente muere toda la camada. 

Si bien hay trabajos que dicen que una vez que una perra ha tenido un episodio de Herpes virosis canina queda inmune, muchas perras repiten el problema más de una vez.  

Los perros que se han infectado quedan como portadores y es muy difícil erradicar el problema de un criadero. 

Se ha descripto también que si se ponen los cachorros nacidos de madres infectadas en temperaturas ambientales elevadas, se puede evitar que se enfermen, pero si ya tienen síntomas la elevación de la temperatura no contribuye a la curación. 

También algunos criadores describen una práctica que se realiza sacando sangre en forma estéril a la perra alrededor de los 50 días de preñez, remitiéndola a un laboratorio que separa el suero también en forma estéril y se lo conserva congelado hasta el momento del parto.Una vez finalizado el parto, se  administra 1 cm. de suero a cada cachorro por vía subcutánea. Algunos veterinarios recomendando y supervisando  este tratamiento han logrado que criaderos que no habían destetado un solo cachorro durante todo un año, tuvieran camadas normales. 

También pueden morirse los cachorros con otras infecciones uterinas de la madre que se pueden confundir con esta. Se puede hacer un cultivo y antibiograma en el próximo celo de la perra para asegurarse de que no tiene presencia de estreptococos o pseudomonas en el útero, estas y otras bacterias a veces producen mortandades masivas. 

Si tu perro tiene Herpes virus canino o tienes una hembra que ha perdido cachorros (abortos), es importante usar un desinfectante para limpiar a fondo la zona donde ha estado.Consultar y a tu veterinario y asesorarte sobre el tema, reproducir cachorros es una responsabilidad solamente tuya. 

Así que recuerda, si tienes alguna duda o sospechas de la presencia de alguna de las enfermedades descritas, consulta a tu veterinario de confianza, realízale las pruebas a tu perro y asegúrate que se encuentre en óptimo estado de salud. Más vale prevenir que lamentar ¿o no?

 


Fuente: Club Pug Argentina