El Carlino o Pug, aunque también conocido por Doguillo o Mops, es una de las razas caninas más antiguas y apreciadas.
El término Carlino se debe a un famoso actor italiano del siglo XVIII, Carlo Bertinazzi (Carlín), probablemente porque su aspecto, al interpretar al personaje Arlequín con un antifaz negro, recordaría a la máscara del Carlino. En cambio, el origen del término Pug es más incierto, entre las teorías más fiables, impera la que apunta que Pug proviene del vocablo pugnus (en latín puño) ya que el morro del animal recordaría al puño humano. Otra teoría es la que se basa en que Pug era la forma coloquial que se utilizaba en la Inglaterra del siglo VXIII para referirse a los propios perros.

Origen

El Carlino procede de China. Ya en el siglo II A.C. existían documentos que se referían al Carlino como miembro de la realeza, con un espacio propio en Palacio y con sus propios sirvientes. Bastante después, en el siglo V, también se ha encontrado documentación asociando al Pug con los antiguos emperadores. En cuanto a la raza, probablemente descienda de los cruces entre Pekineses y pequeños Mastines. También es probable que el Pug llegase a Europa con la Compañía Holandesa de las Indias en el siglo XVI aunque lo cierto es que desde entonces, no deja de ganar adeptos. La raza fue registrada por el Kennel Club inglés en 1883.

Rasgos Generales

Los Pug son perros pequeños, limpios y muy cariñosos, que al verlo dan deseos de pasarle la mano pero de inmediato su expresión facial, con su hocico recogido y aparente mal carácter, hace que retiremos la mano con cierto temor. Es un mini Mastín o un Dogo en miniatura, bajo, fornido y sólido, de mucha sustancia en un pequeño volumen.

Su pelaje es denso y casi no desprende olor, pero si pelo en su época de pelecha.

No son muy afectos al ejercicio debido a que su estructura ósea les limita el poder respirar con facilidad cuando están muy agitados, como todos los braquicelaficos tiene alguna dificultad para eliminar el calor (los perros no transpiran, sino que eliminan calor por medio del jadeo) por lo que debemos cuidarlos del acaloramiento, la exposición intensa y prolongada del sol y los paseos en horarios calurosos.

Los Pug tienden a ser glotones, comen de todo si es que se les permite, por lo mismo pueden sufrir de exceso de peso, cosa que puede llegar afectarles en casos extremos.

Comportamiento

El Pug es un perro bonachón y cariñoso, especialmente con los niños. Posee un temperamento equilibrado, es muy valiente, su pequeño tamaño no le impide enfrentarse o defenderse de perros más grandes. Disfrutará haciendo ejercicio al exterior aunque lo que más aprecia es la cálida temperatura de entornos interiores.

Aspecto

El Carlino es un perro pequeño y fuerte. De apariencia cuadrada y musculosa. La cabeza es grande, redonda y arrugada. Las extremidades fuertes. La cola, enroscada, en las exhibiciones es muy apreciado el doble tirabuzón. En cuanto al pelaje se admite, leonado, en tono plateado (muy escaso) o albaricoque, y negro. Los colores deben ser muy definidos, así como las zonas negras; la señal (línea desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola), la máscara, las orejas, los lunares en los pómulos y el diamante de la frente.

Cuidados específicos

El Pug no necesita un cuidado riguroso. Por lo general, son perros glotones, habrá que controlar su alimentación para evitar el exceso de peso. Respecto al aseo, debido a las arrugas de su cabeza, será conveniente mantener la zona muy limpia para evitar la acumulación de suciedad en los pliegues.

Salud

El Carlino suele gozar de buena salud teniendo en cuenta que no tolera los excesos de calor. Derivados de su hocico chato, podrían presentarse problemas respiratorios así como algún problema ocular, ya que sus ojos saltones están especialmente expuestos a rasguños o pequeñas heridas.

Fuente: mundoanimaliaexperienciasinformacionyalgomas