Partimos de la base que nuestro perro ya sabe sentarse.

Si no lo hace, deberías mirarte Como hacer que nuestro perro se siente.

Tumbar al perro es una postura de sumisión y algunos perros les cuesta más que a otros aceptar esta nueva "norma".

Al igual que en sentarse, le podemos enseñar a que se tumbe de dos maneras. Seguramente hayan más. 

Método 1 (necesitaremos collar de cuello y correa)

Con el perro sentado a nuestro lado y atado con la correa al collar de cuello (el arnés no nos sirve), aflojamos la correa de manera que llegue al suelo pero que sigamos teniéndola en la mano.

Pisamos la correa para que el perro sienta tensión en el collar y le damos la orden "Túmbate" (échate, suelo, tierra, abajo....la que queramos).
El método consiste en que el perro se agache un poco, aunque sean unos milímetros. No lo haremos que se tumbe a la primera de cambio. Vamos a ir acostumbrándolo a la tensión que le producimos al "pisarle" la correa. Cada vez le iremos bajando un poco más y finalmente tendremos tan corta la correa que el perro estará con la cabeza en el suelo.

Evidentemente esto lo iremos haciendo poco a poco y premiando cada vez que baje un poco.

Método 2

Sentamos al perro.
Cogemos un premio, algo que le guste mucho y se lo pasamos por la nariz y lo bajamos hacia el suelo.
Si el perro se levanta para cogerlo, vuelta a sentarlo.
Le enseñamos el premio, se lo pasamos por la nariz (ojo que no lo coja) y lo bajamos hacia el suelo.
Solamente cuando se haya agachado (aunque sea un poco), tendrá el premio.


Con el método 1, al perro le obligamos a adquirir una posición.

Con el método 2, el perro aprende una posición.

Soy partidario del método 2, enseñar al perro a que aprenda.